logo arriba
logo abajo
Apr 15, 2016

Barcelona y el diseño

Barcelona, a día de hoy es la ciudad internacionalmente más reconocida de España. A esto seguro que ha ayudado su gran patrimonio y su localización cercana al resto de Europa ¿Pero ha sido sólo eso?

También sin lugar a dudas tiene mucho que agradecer al diseño. Comenzábamos a hablar del diseño en nuestro artículo de design thinking; ahora vamos a hacer un corto recorrido por la vinculación de Barcelona y el diseño, y el efecto que ha tenido el mismo en la “Marca Barcelona” y en la publicidad internacional de la misma, para obtener algunas conclusiones que podemos aplicar en nuestras propias marcas.

Barcelona y diseño, una relación histórica

Barcelona es un referente mundial en lo que a diseño e innovación se refiere, convirtiéndose en un elemento principal de la “Marca Barcelona” e instrumento básico para su publicidad, tanto a nivel nacional como internacional.

Antecedentes históricos ocurridos en la ciudad facilitaban la asimilación del diseño como uno de sus sectores productivos principales y dinamizador del resto:

Existe un subsistema de instituciones vinculadas al diseño que forma una comunidad estable del diseño en Cataluña. Entre ellas quizás la más representativa sea la FAD, una asociación de asociaciones para el fomento de las artes y el diseño. Fundada en 1903 tiene como misión promover el diseño y la arquitectura tanto a nivel económico como cultural.

Varias escuelas de diseño se implantaron en Barcelona a partir de los años sesenta (Elisava, Escola Massana o EINA) consolidando un modelo pedagógico y una cultura del diseño.

BCD Barcelona Centre de Disseny, creado en 1973 fue el primer centro de promoción y dinamización del diseño en el ámbito institucional y empresarial. Desde ese momento promueve el diseño como factor clave para la innovación y la competitividad.

Las instituciones públicas generaron sinergias estables con las privadas trabajando en un objetivo claro y común: aportar modernidad a Barcelona y usar como uno de sus instrumentos el diseño. Se ha definido a este hecho como “El Sistema de Diseño de Barcelona”.

Fue a partir de los años ochenta cuando realmente se produjo el boom del diseño en Barcelona. Por un lado promovido por las ganas de modernidad que sentía su población, instituciones y empresas y por otro, gracias al apoyo aportado desde el exterior. Eventos como “La Primavera del Diseño” contribuyeron de forma muy notable a este reconocimiento.

Los Juegos Olímpicos del 92 también marcaron un hito en la historia de Barcelona y el diseño, sobre todo a nivel arquitectónico, con la apertura de la ciudad al mar con todas las posibilidades que de ella se derivaron.

Barcelona no sería la increíble metrópolis que es hoy sin la apuesta social e institucional por el diseño, que se ha convertido en un elemento dinamizador, de reconocimiento y crecimiento empresarial.

Barcelona y el diseño hoy

Se han implantado multitud de empresas y profesionales que usan el conocimiento y la creatividad como factores claves de su actividad empresarial, así como miles de estudiantes de todo el mundo que encuentran en Barcelona centros de estudios adecuados y un ambiente estimulante. Hoy por hoy cuenta con más escuelas de diseño que Nueva York.

Además siempre se están incorporando nuevas tendencias como es el caso del EcoDesign, que vincula diseño y sostenibilidad. Según el BCD Barcelona ahora trabaja por “el diseño aplicado a las necesidades de las personas, el diseño responsable y respetuoso con el medio ambiente, el diseño aplicado a las necesidades competitivas de la empresa”.

También en Barcelona se llevan a cabo eventos internacionales vinculados al diseño como La Barcelona Design Week (BDW) que se celebra desde 2006 y se ha convertido en un referente en el mundo de diseño y la publicidad europea, y no exageramos si decimos internacional. A la última edición acudieron más de 11.000 personas entre profesionales y empresas.

En ella se combinan actividades abiertas en la ciudad, como exposiciones, tours, talleres o charlas, con otras más dirigidas al público profesional buscando el networking: como el Design is Future Congresstival, el Design4Food o los Workshops BDW.

El diseño, clave para la publicidad de Barcelona

Sectores como el turístico, imprescindibles para la ciudad, han tenido en la apuesta de Barcelona por el diseño a una gran aliada. El turismo se nutre de vanguardia e innovación además de patrimonio, y la vinculación de la ciudad con las mismas ha sido clave para la llegada de turistas.

Así, Barcelona ha generado una imagen innovadora y que la diferencia de forma notable de otras ciudades que simplemente se han basado en su patrimonio, ya sea cultural o natural, para la atracción turística.

Es tanta la vinculación y reconocimiento del mismo por parte del turista, que por ejemplo se ha creado un Museo del Diseño o una ruta turística que se adentra en la cultura del diseño barcelonés en la que aparecen desde restaurantes, pasando por escuelas, hoteles o librerías.

Pero la vinculación entre Barcelona y diseño no sólo da publicidad para este sector. También favorece su imagen para la atracción de la inversión ya sea directa o indirecta.

Dentro del sector servicios e industrial multitud de empresas de moda, restauración o tecnológicas han encontrado en Barcelona el entorno ideal para llevar a cabo su actividad empresarial, tanto por el dinamismo del mercado, como por la facilidad para encontrar personal cualificado o por las sinergias que pueden generar con instituciones y otras empresas.

En definitiva, la participación del diseño dentro de la “Marca Barcelona”, o en otros términos “la identidad de Barcelona” ha generado importantes beneficios para la ciudad y nos sirve como ejemplo de innovación e ingenio que nos inspira en nuestros paseos por la ciudad.





}