logo arriba
logo abajo

Thinking for equity

Invertimos en tu startup.

scroll

Una apuesta común

Lo primero que aprendimos es que una idea vale su peso en humo, o sea, que no vale nada. Que intentar ocultarla con recelo como si fuera el tesoro de un bicho feo de película es ridículo. Luego debes tener en cuenta que 9 de cada 10 de las ideas y startups no llegarán a ninguna parte y que seguramente, si te lo has tomado más o menos en serio, te supondrá perder tus ahorros y puede que algún préstamo de la familia a fondo perdido. En muchos de los casos tu idea se perderá en un mar de opciones en un mercado tan atomizado y distante que es posible que no llegues a validar ni un mísero ticket.

Y aún así este mundo de proyectos innovadores nos apasiona. En un entorno de empresas donde la necesidad de la publicidad es relativa, nadie como tu sentirá la adrenalina de un lanzamiento frente a la pantalla, contando con infinita emoción la entrada de cada nuevo usuario. Pocos saben lo que se siente al sentarte delante del mail para contestar a una entrevista o esperar esa llamada para entrar en directo. Sentir como se te ponen los vellos de punta al saltar la notificación de tu primera venta y creer, sincera y profundamente, que ese es el inicio de un nuevo imperio. Esas emociones no se pueden explicar y mucho menos comprar y por eso nos encantaría compartirlas contigo.

Tu tienes esa primera idea, esa semilla (con poco capital) que nos permite plantear un proyecto. Nosotros tenemos las canas ganadas con los disgustos, batallas de usabilidad, posibilidades tecnológicas, conversiones, growth hacking, experiencia de usuario, programación y diseño web a nuestros hombros que nos dan ventajas al comprobar cual es el camino equivocado y la sonrisa de acertarlo de vez en cuando. Tu debes descubrir el don de la omnipresencia para elevar todos lo discursos que se pongan a tiro y nosotros te acompañaremos durante todo ese camino con la pasión, la templanza, la intuición y la experiencia que seamos capaces de aportarte, porque al final, como alguien dijo, los únicos suficientemente locos como para creer que cambiarán el mundo, son los que lo harán.

Sabemos reconocer una oportunidad cuando la vemos pasar, apostamos fuerte reduciendo parte de nuestros costes de desarrollo a cambio de participación en el negocio, para recorrer juntos un camino que nos ilusiona a ambos. No te lo pienses y tómate el primer café con nuestro equipo...no será el último.

Contacta con nosotros contacta